Inicio | Directorio | Contacto

Bienvenida

En el Estado Mexicano, el Sistema Educativo Nacional tiene entre sus objetivos: garantizar y hacer efectivo el derecho a la educación de las y los menores de edad, ello implica generar mecanismos para disminuir el rezago educativo, deserción escolar y aumentar el número de población con estudios de educación básica. Es en este sentido que se han generado esfuerzos para que la población que aún no lo hace, concluya la educación de tipo básico.

Según el Censo de Población y Vivienda que realiza el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), para el año 2010 existían 284,519 casos de madres jóvenes y/o en situación de embarazo que no habían concluido la educación básica. Uno de los motivos por los que las adolescentes abandonan la escuela se relaciona directamente con los embarazos a edades tempranas, lo que favorece la discriminación por motivos de género, la falta de recursos para la subsistencia y la falta de oportunidades para el acceso a los servicios las coloca en situación de vulnerabilidad.

En 2004, la Secretaría de Educación (SEP) crea el Programa Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas “PROMAJOVEN”, como un medio para coadyuvar a que las mujeres que enfrentan la maternidad a temprana edad puedan terminar sus estudios de educación básica. En 2010 la Dirección General de Educación Indígena, asume la responsabilidad técnica y administrativa del Programa, integrándose como una línea de trabajo que suma acciones hacia la equidad dentro de la atención a la diversidad social, étnica, cultural y lingüística.

A partir del 2014 las Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas (PROMAJOVEN), es un componente más del Programa Nacional de Becas, y tiene como objetivo contribuir a asegurar mayor cobertura, inclusión y equidad educativa entre todos los grupos de la población para la construcción de una sociedad más justa, mediante el otorgamiento de becas a niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad, agravada por el embarazo y la maternidad.

El PROMAJOVEN promueve la equidad de género y la no discriminación para las adolescentes que enfrentan la maternidad a edades tempranas, ampliando sus oportunidades de acceso y permanencia en la educación básica, lo que permite mejorar sus condiciones de vida, reducir las desigualdades regionales y de género en las oportunidades educativas, contribuyendo a garantizar el derecho a la educación, mediante el otorgamiento de una beca de 850 pesos mensuales, hasta por diez meses en un año, a niñas y jóvenes en contexto y situación de vulnerabilidad agravada por el embarazo y la maternidad, cuya edad de ingreso esté comprendida entre los 12 y 18 años once meses de edad y que deseen iniciar, continuar y concluir su educación de tipo básico en la modalidad escolarizada, no escolarizada o mixta.

La instrumentación de esta beca es posible gracias a la participación concurrente del Gobierno Federal, las Entidades Federativas a través de la Secretaría de Educación Pública y las Autoridades Educativas Locales.

Las Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas (antes Promajoven) cumplen con el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en su meta III. México con Educación de Calidad Objetivo 3.2. Garantizar la inclusión y la equidad en el Sistema Educativo, y a la Estrategia 2.2 Ampliar los apoyos a niños y jóvenes en situación de desventaja o vulnerabilidad.

Al Programa Sectorial de Educación 2013-2018, en su Objetivo 3. “Asegurar mayor cobertura, inclusión y equidad educativa entre todos los grupos de la población para la construcción de una sociedad más justa”, estrategia 3. Igualdad de oportunidades y no discriminación contra las mujeres., líneas de acción 9, Promover el acceso de madres jóvenes y jóvenes embarazadas a becas de apoyo para continuar sus estudios y 14. Fortalecer los programas de becas para niñas que viven en los municipios de la Cruzada contra el Hambre.

Por su parte, el artículo 32 de la Ley General de Educación dispone que las autoridades educativas tomarán medidas tendientes a establecer condiciones que permitan el ejercicio pleno del derecho a la educación de cada individuo, una mayor equidad educativa, así como el logro de la efectiva igualdad en oportunidades de acceso y permanencia en los servicios educativos.

La Ley para la igualdad entre Hombres y Mujeres establece en el artículo 38 (fracciones IV y VI) que dentro de las acciones que deberán desarrollar las instancias educativas se encuentran: integrar el principio de igualdad en el ámbito de la protección social, así como impulsar acciones que aseguren la igualdad de acceso de mujeres y de hombres a la alimentación, educación y salud.

A la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en su Artículo 45, Fracción IV señala: Garantizar el derecho de las niñas y mujeres a la educación: a la alfabetización y al acceso, permanencia y terminación de estudios en todos los niveles. A través de la obtención de becas y otras subvenciones.

Al Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres 2013-2018 menciona en su Estrategia 4.4 –desarrollar acciones afirmativas para las mujeres en todos los niveles del sistema educativo, áreas del conocimiento de investigación, 4.4.5 Promover el acceso de madres jóvenes y jóvenes embarazadas a becas de apoyo para continuar sus estudios, 4.4.6 Desarrollar un marco normativo administrativo que garantice la retención escolar de madres adolescentes y estudiantes embarazadas y finalmente, 4.4.7 Incentivar el acceso de las mujeres indígenas en todos los niveles de educación mediante el otorgamiento de becas.

Las Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas (antes Promajoven) han operado durante diez años, lo cual permite reconocer avances significativos. Los retos a mediano plazo son: el incremento en la cobertura de atención en zonas rurales e indígenas y el mayor número de madres jóvenes y jóvenes embarazadas que permanecen estudiando y concluyen sus estudios; una mayor visibilidad en el ámbito social y educativo, de la problemática del rezago educativo y la extra-edad, ligada al embarazo temprano; ampliar el apoyo académico considerando sus redes de apoyo y el contexto social, cultural y lingüístico.

Atender esta situación con acciones afirmativas, implica generar plataformas de continuidad educativa, capacitación para el trabajo y todas aquellas redes de apoyo posibles para el desarrollo integral de las madres jóvenes y jóvenes embarazadas, con un enfoque de equidad de género.